Archive for the ‘Apostolado’ Category

Piojos en el apostolado

agosto 20, 2010

Nuestra vocación cristiana -por bautizados nada más (ni nada menos)- nos exige propagar la fe de generación en generación, y para ello todo puede servir, hasta una infección de pediculosis en el colegio de nuestras hijas.

A la edad de los terceros y cuartos de primaria nadie se salva, no me vengan con cuentos. Que nadie quiera decir: _Mi hijita tiene piojos,  es una cosa, pero que hay hasta en las mejores familias, soy testigo. Por sus juegos se acercan demasiado, revuelven sus cabellos y basta que llegue una con los parásitos para que todos suframos el peligro.

Mi hija era muy amiga de Paulina, y yo quería acercarme apostólicamente a su madre, pues también simpatizábamos, pero de lejos, hasta que un dia le advertí que mi hija estaba infectada y que por favor tomara precauciones con la suya porque separarlas era imposible.

Yo temía un rechazo, pero fue al contrario…..también reconoció que la suya tenía el problema. Nos pasamos datos de qué productos y técnicas usar y de alertar al colegio del asunto para pararlo ahí, en el foco.

La sinceridad dió para estrechar la amistad y terminó acercándose a Dios un poco más, pues ya era piadosa, y encontró su lugar en la Iglesia, en la vocación de supernumeraria del Opus Dei que es hoy día, y cada vez más feliz.

Anuncios

Yo estuve en Santiago de Compostela

julio 25, 2010

Yo estuve en Santiago de Compostela. Fui de peregrinación con mi familia cuando las ranas bailaban flamenco, es decir, hace mucho tiempo.

Fuimos andando, recorrimos casi setecientos kilómetros y sin duda, fue el mejor verano de nuestras vidas.

El grupo estaba formado por mis padres y los cuatro hermanos que eramos y somos-gracias a Dios-

Nos pasaron muchas incidencias en el camino, obviamente, una aventura así da para mucho, pero lo mejor fue que lo pasamos muy bien juntos, que tuvimos tiempo para convivir, charlar, compartir, ayudarnos, divertirnos, etc, etc

Cuando divisamos las torres de la Catedral nos invadió una profunda emoción. Supongo que mis padres  le dieron una visión sobrenatural al asunto,pero yo desde mi juventud temprana, sólo supe alegrarme al ver el objetivo a la vista.

Santiago Apóstol, Patrón de España.

En mi familia le queremos mucho y desde aquella primera escapada a Santiago, siempre nos felicitamos tal día como hoy,  siempre volvemos con el corazón a aquellas tierras gallegas y  le damos un abrazo enorme al Apóstol.

Yo también quiero ser apóstol.

No en vano dijo el Señor aquello de “id al mundo entero y predicad el Evangelio”.

Los primeros apóstoles lo tuvieron más complicado en cuanto a medios de comunicación y transporte, pero a día de hoy, casi que no hacer apostolado, aunque sea virtual, es vagancia pura y dura.

¡¡¡FELIZ DÍA DE SANTIAGO PARA TODOS!!!

Tinta

Ofrece tu trabajo, por favor

julio 14, 2010

El trabajo es  lugar de encuentro con Cristo y una ocasión fantástica de servir al prójimo, de ayudar a los demás, de pedir por ellos.

Hay personas tan ocupadas en trabajar que piensan que no les queda tiempo para rezar, aunque les gustaría enormemente.

Se equivocan.

El trabajo bien hecho, con rectitud de intención, con deseos de amar y tratar a Dios, con afán de purificación personal y ayuda a los demás, es oración. De ahí la importancia de tomar conciencia de este tesoro, herramienta útil para alcanzar el Cielo.

Tenemos que ofrecerlo. Cada uno a su estilo. Cada uno con sus palabras. No hay necesariamente que utilizar oraciones hechas, lo cual es una gran ventaja para los que vamos perdiendo memoria.

Cada mañana: Señor, te ofrezco mi trabajo, que sea para Tí para tu gloria. Y ya está. No necesita más protocolo. El trato con el Señor es de lo más sencillo y descomplicado.

¿Ofreces tu trabajo? ¿Enseñas a otros a que lo ofrezcan? Y lo mejor: ¡puedes ofrecer el trabajo de los demás!

Tengo que reconocer que estoy rodeada de gente que trabaja muchísimo mejor que yo; personas buenísimas que no tienen conciencia de esta dimensión sobrenatural del trabajo. En cierta ocasión oí que yo podía ofrecer ese trabajo por ellos y así lo vengo haciendo.

Hazlo tú también, el mundo será nuestro y lo habremos ganado para Dios:)

TINTA

¿Segunda oportunidad para el apostolado?

junio 9, 2010

La semilla más pequeña llegará a ser un árbol frondoso, que cobijará pájaros y dará buenos frutos.

He pensado -y dicho- que lo que dejemos de hacer en cuanto a apostolado ya no lo hicimos. Si miráramos para atrás sólo estaría nuestra sombra. No habrá nadie que pueda suplir nuestra omisión. Alguien perseverará en el error, o nunca conocerá al Dios que ama personalmente y nos conoce por nuestros nombres.

Lo he pensado, lo he sentido y me ha pesado, pero de repente, he recordado un comentario al pasar que hizo una jovencita que decía a otra: “Siempre hay una segunda oportunidad en el apostolado”

¿Será así?  Ojalá, porque a veces uno se pone pesimista y piensa en un triste y desinflado ” ya nunca más”, pero Dios tiene caminos que desconocemos y que nos sorprenden.  ¿Quién puede acortar su poder en éste y otros temas?

A veces he sentido que no me entendían, que ha primado la pereza, la tibieza, el orgullo, la condición social y otras consideraciones cuando algunos han dejado de lado mi esfuerzo apostólico, y el recuerdo de la segunda oportunidad me ayudan a no cejar en la lucha por extender el Reino de Dios a nuestro estilo, por la  amistad y confidencia.

Dice san Josemaría:
Convéncete: cuando se trabaja por Dios, no hay dificultades que no se puedan superar, ni desalientos que hagan abandonar la tarea, ni fracasos dignos de este nombre, por infructuosos que aparezcan los resultados.

Surco 110

Apostolado de la opinión pública

mayo 6, 2010

Apostolado irrenunciable en una sociedad moderna. Cualquiera tiene el derecho de opinar y trasmitir sus ideaas, pero con el sello de la buena fe y la verdad, cosa que no siempre ocurre. ¡Vaya si lo sabemos!

¿Qué podemos hacer para restablecerla en el caso de malentendidos o franca persecusióna la Iglesia santa, a la Obra de Dios, a los cristianos en general? No vamos a usar sus armas que no son las nuestras, pero no es cosa de dejar que se diga y haga con nosotros lo que se les ocurra si que al menos digamos claro, fuerte, con mcuho respeto ¡y muy rezado! lo que creemos, lo que nos inspira, y aclarar dentro de lo posible los malos mensajes que puedan haber partido de nuestros errores o pecados, que los hay.

Es un apostolado urgente, nadie debiera restarse. Si no sabes escribir un blog, pues comenta, con respeto y argumentos nacidos de tu experiencia, en positivo, dando al opositor la oportunidad de cambiar sin salir humillado ni herido. Tratándolos con caridad puede que reconozcan que se pudieron equivocar y rectificar.

Si te animas, ¡abre un sitio! y si no se te ocurre nada original, copia de otros citando su origen, para difundir más rápido las ideas de Cristo. A más lugares con información católica, más buscadores nos encontrarán. En este sentido, lo que abunda no daña.

Para no alargarme con cosas que otros dicen mejor que yo, les pido que lean la magnífica guia en 10 pasos para influír en internet que nos ha regalado Antonio González de la página Opus Dei al Día. Cuando lo lean, ¡háganle caso!

Hay que ahogar el mal en abundancia de bien.

Dos y Dios

abril 15, 2010

Una fotografía de AX:)

Siempre que establezco una relación y el tiempo me da la oportunidad, le propongo a  AX(amiga x) que me acompañe a los retiros espirituales- entre otras ofertas litúrgicas o piadosas-

Las conversaciones, como la amistad, van de menos a más, y hoy camino del retiro mensual, después de algunos “noes”, le he preguntado que si sabía rezar el Rosario.

-Si, bueno, a mi estilo.

-Luego ¿tú quieres mucho a la Virgen?

-Sí claro.

-¿Te gustaría  aprender a rezarlo bien?

-Sí, sí, por cierto…

Y ahí se ha arrancado a preguntar dudas que tiene, cosas que desconoce y que he ido contestándole amigablemente.

Voy a esto:

Oye tú sabes mucho-me dice.

Me ha hecho francamente mucha gracia, porque no es que yo sepa mucho, es que “por torpe que sea” el acudir habitualmente a medios de formación, a la fuerza y después de tantos años, me da cierta ventaja sobre quienes no tienen esta oportunidad.

Tinta

Acción y vida interior: buena dupla

abril 3, 2010

Una amiga mía querida y emparentada ha asistido a medios de formación de la Obra varios años ya, y a quién la quiere oir le dice lo muy bien que le han hecho, pero este año duda de seguir por que no sabe si aparte de formarse -“oír charlas”  dice ella- el Opus Dei le puede ofrecer algo más….

No es primera vez que me topo con un caso así en que lo que buscan no es un encuentro con el Señor  en su vida interior para de ahí pasar a la acción donde su libre albedrío las lleve con rectitud de intención y buscando en todo a Dios. Buscan moverse pero en cierto modo desean ser dirigidas en la acción por “alguien” , ojalá algún eclesiástico, y como en la Obra somos laicos mayores de edad y muy libres de tener iniciativas sin moldes predeterminados ni mandados por nadie, salvo por los mandamietos comunes a los cristianos, y no terminan de entender.

Estas personas son buenas, ¡buenísimas!, pero no les entra eso de “por añadidura” a que lleva el “buscar a Dios y su justicia”; buscan la acción separada de la oración, de la contemplación. Quieren ser Marta y no María, y no comprenden que hay que unir las dos cosas con unidad de vida.

Meditar ésto me hace entender a mí lo novedosísima que es la Obra, y por qué a san Josemaría le costó tanto ser comprendido y que le hayan dicho que llegó con 100 años de antelación con su propuesta, y es claro: Dios toma la iniciativa y a nosotros nos queda tratar de ir “al paso de Dios”


Me dices que sí, que estás firmemente decidido a seguir a Cristo.
—¡Pues has de ir al paso de Dios; no al tuyo!
De Forja, punto 531

Una clase para adultos

febrero 21, 2010

Estoy preparando a un grupo de adultos para recibir el Sacramento de la Confirmación. Ya lo he dicho en otras ocasiones.

Es lo que tiene ser del Opus Dei, que uno hace lo que puede y lo hace porque le da la gana.

Me propusieron colaborar en una parroquia cercana y me lancé al ruedo, pero sin toros.

El caso es que hablando de costumbres y oraciones cristianas, ninguno había rezado nunca el Rosario, así que les propuse hacerlo y a la siguiente clase, todos con nuestros rosarios en mano, por primera vez en sus vidas, rezamos a la Virgen esta bella oración que tanto recomienda y que tanto le agrada.

Quedaron muy contentos pero me pidieron repetir “esta clase” con más frecuencia porque no habían terminado de pillar el punto a las cuentas, los misterios y la ristra de piropos bellos a la Madre de Dios.

Repetiremos, repetiremos, les dije para calmarlos.

Así que en ello estamos. Cuatro Misterios:Gozosos,Gloriosos,Luminosos,Dolorosos. Cada Misterio cinco decenas: Padrenuestro, 10 Avemarías…

Creo que ha sido uno de los mejores días desde que hemos empezado estas clases.

Y es que se les ve con ganas.

Tinta

Regalar estampas

febrero 16, 2010

Estampa en quechua

Uno de mis primeros contactos con la Obra de Dios fue una estampa de san Josemaría Escrivá que mi hermana tenía en su velador y que hoy está canonizado y es venerado en la Iglesia Universal.

Me llamó la atención el ver un santo moderno “con foto”. Yo pensaba que era una especie en extinción o que había que esperar a que  pasaran los siglos para verlos en los altares, y no. ¡Maravilloso!

Es una costumbre nuestra promover la devoción a nuestro santo Fundador regalando estampas, pero a veces no lo hacemos por no llevarlas o por respetos humanos, entre otras razones. No debiera ser, pero pasa.

Hace unos días tuve una buena lección de cómo hay que tenerlo presente para ayudar a otros a rezar comenzando con esta devoción tan extendida, cuando en un funeral la tristísima hermana numeraria de la muerta no me reconoció cuando le di el pésame, sin embargo me dijo: “Reza por ella, y te voy a dar una estampa del fundador del Opus Dei….” y en medio de su pena no olvidó hacer este apostolado conmigo.

Todavía lo pienso y me admiro. Lógicamente he sacado propósitos muy claros.

Guía

enero 27, 2010

En nuestros días, es un error dar por sentado que entre los católicos hay conocimientos básicos respecto a nuestra doctrina.

El primer y más importante escollo a vadear es precisamente la ignorancia.

Ignorancia nutrida de años de descuido, o de indiferencia, o simplemente, que no hemos tenido norte-esto es, quien nos guíe

Así pues, en catequesis de confirmación estamos poniendo sobre el tapete, palabras o costumbres cristianas que han caido en el olvido y necesariamente tenemos que recuperar:

¿confesión?¿examen de conciencia?¿trato personal con Cristo?¿bendecir la mesa?¿dar los buenos días a la Virgen?¿darle las buenas noches?¿ofrecimiento de obras?¿el rezo del Rosario?…me miraban un poco sorprendidos y en algunos ojos vi brillar la alegría de nuevos horizontes.

Y yo les decía a este grupo de personas, que quizás lo peor es que no hablamos con naturalidad y mucho menos vivimos con naturalidad, aquello que es parte y esencia de nuestra fe:nuestra doctrina y nuestras costumbres cristianas.¡Las de toda la vida y para siempre!

Y es que hay que enseñarles desde chiquititos, dejando muy claro que el aprendizaje se fía largo.

Ellos están muy animados con las clases y yo también:)

Tinta