Consagración al corazón dulcísimo e inmaculado de María

San Josemaría, en tiempos muy duros de malos entendidos, enredos que él llamaba “la contradicción de los buenos” y hasta de calumnias, acudió en medio de la oscuridad más grande -sospechando peligros  reales para la Obra de Dios- donde siempre se había refugiado, bajo el amparo de su Madre Santísima, la Virgen María.

El 15 de agosto de 1951 partió a Loreto e hizo la consagración del Opus Dei al corazón dulcísimo e inmaculado de María, y todos los miembros la repetimos en estas fechas cercanas porque, aunque estamos en otro pie de comprensión de nuestro carisma, aunque se ha recogido universalmente en la Iglesia las enseñanzas del santo Fundador -lo que en su momento hasta se las calificó de herejías- y aunque los frutos están a la vista, no podemos ni queremos olvidarnos de los favores pasados ni los que necesitamos conseguir de Nuestra Señora todo el tiempo que dure la andadura de la Obra en el mundo.

Este año es un Año Mariano en el Opus Dei, y don Javier Echevarría irá a renovar la consagración que se hizo hace ya tantos años. Todos estaremos apegaditos junto al que Dios nos ha dado como Padre y sucesor del Fundador.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: